Viaje de negocios con la mejor energía | Blog Ayenda Rooms
21302
post-template-default,single,single-post,postid-21302,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
Viaje de negocios con la mejor energía

Viaje de negocios con la mejor energía

Para empezar un viaje de negocios siempre debemos planear muy bien para evitar la ansiedad y no caer en los desgastes que ocurren a última hora. Hacer una lista de tareas también te permite mantener un orden para que sientas que tu viaje está bajo control. Tener un equipaje ligero ayuda a tener tu mente más clara y menos saturada de lo que debes guardar o todos los objetos que debes usar y cuidar.

 

De acuerdo al clima que tenga la ciudad a la que hagas el viaje de negocios es adecuado que tengas un plan de las actividades que vas a realizar con el fin de que puedas cumplirlas todas o reemplazarlas por sus alternativas, en caso de que las primeras no puedan realizarse ya sea por el clima u otros factores. Pero también existen muchas variables que si están bajo tu control y pueden hacer que tu viaje de negocios tenga la mejor energía. Por eso te queremos compartir las siguientes recomendamos para tu viaje:

 

¿Cómo mantener la energía en tu viaje de negocios?

 

Ejercicio

 

Salir a trotar, caminar al aire libre, practicar deportes como tenis o natación, o cualquier otro en el que no tengas que llevar mucho equipaje, pueden ser excelentes alternativas al momento de buscar un espacio diferente al lugar de trabajo. La actividad física es un gran estimulante cerebral para nuestro estado de ánimo, permite aumentar más la energía cuando lo practicamos en la mañana sin mucho afán y acompañado de un buen desayuno abastecemos todas las calorías que consumimos en el ejercicio.

 

Aún cuando sea un viaje de negocios trata de llevar un par de zapatos para trotar o tenis de entrenamiento, ya sea que te guste andar algunos kilómetros afuera, recorriendo la ciudad o un parque con ejercicios de alta intensidad, comúnmente llamados aeróbicos, ya que trabajas durante periodos de tiempo más largos y te ayudan a mejorar tu resistencia cardiovascular, o que prefieras los ejercicios anaeróbicos, como una rutina de pesas en el gimnasio o una rutina de abdominales en la habitación del hotel con pequeños bloques de tiempo y una menor intensidad pero más enfocado en la estimulación muscular.

 

Alimentación

 

La clave está en establecer los horarios de tus comidas, elige los alimentos ricos en calorías en la mañana como granola, fruta y también con proteína; para tu almuerzo lo más importante es tener una buena porción de proteína y verduras; en tu cena trata de no consumir alimentos con muchas calorías o en gran cantidad para que tu metabolismo no esté igual de acelerado y puedas darle órdenes a tu cuerpo para la hora de dormir sin que te desveles porque algo de cayó pesado o simplemente todavía tienes mucha energía para gastar. Si es así puedes hacer un poco de ejercicio y equilibrar tu viaje de negocios.

 

Consumir alimentos livianos como ensalada o sandwich entre las comidas principales también es de gran valor para mantener los motores andando, que tu energía sea constante y que cumplas toda la agenda con la misma energía positiva siempre. Las porciones deben ser adecuadas a tu desgaste físico, dependiendo de cuál sea la rutina de trabajo, pero puedes combinarlo con pausas activas donde simplemente establezcas conversaciones con una persona o te acompañe un corto periodo de tiempo para tomar un café, una comida en medio de la mañana o en la tarde.

 

Snacks

 

Llevar algo de comer como frutas o algunos snacks como barras de granola, maní, gomitas y galletas, puede ayudar un montón cuando estamos de un lado a otro entre hotel y aeropuerto o simplemente estás en camino a tu próxima reunión en un viaje de negocios, estas comidas rápidas pueden ayudarte a mantener tus niveles de glucógeno estables por lo que no vas a tener fatiga o momentos de ansiedad que normalmente se calman con un dulce pero si le das algo más energético a tu cuerpo puedes.

 

Recuerda siempre llevar en tu bolso de mano un par de estos snacks ya sea para darle combustible a todo tu día o incluso compartir con alguien que no se lo espera, un chicle por ejemplo se ofrece en ciertos momentos, después de una comida o durante alguna reunión, ayuda a estimular tu cerebro a la vez que permite garantizar que tu boca siempre esté limpia mientras entablas una conversación importante en un viaje de negocios.

 

Hidratación

 

Conservar un nivel de hidratación adecuado, en función de la intensidad de tu rutina y la temperatura de la ciudad a la que viajas, esto es tan importante como la buena alimentación, ya que le permite a tu cuerpo mantenerse fresco mientras realizas tu actividad laboral o una reunión de negocios, el agua te ayuda a concentrarte mejor, mantener tu vitalidad, darte más tranquilidad, mantener tu voz limpia y clara.

 

Te aconsejamos tener tu propio termo de agua, que puedas controlar cuánto consumes y llenarla fácilmente cada vez que necesites. además puedes experimentar agregando tus toques creativos para hacerla más divertida de tomar como pedacitos de fruta, piña, fresa, naranja, pepino o un poco de miel que da más calorías y mejora el tono de la voz.

 

Meditación

 

Uno de los consejos que más debes aplicar en un viaje de negocios es meditar, para mejorar la ansiedad y evitar el estrés antes y durante el viaje. Si eres principiante te recomendamos empezar buscando un espacio cómodo, donde no tengas distracciones, puedes sentarte en un sofá, acostarte en la cama e incluso apagar todas las luces, todo lo que sea necesario para encontrar el mejor ambiente. Después puedes empezar relajando los hombros y partes del cuerpo donde más se concentre la tensión, respirar adecuadamente desde el vientre y hacer pausas. Luego inhalar suave, sostener cuanto puedas y exhalar lento para deshinchar el vientre.

 

Existen aplicaciones como Calm que pueden ayudarte a mantener una meditación constante con un recordatorio a la hora que mejor se ajuste a tus necesidades, en mi caso lo hago en la noche luego de leer y antes de dormir. También te ayuda con un poco de música o sonidos de fondo y una vos que te guía por diferentes pensamientos y técnicas de meditación, tanto para principiantes como para expertos.

 

Relajación o Yoga

 

En este caso hablamos respecto a la relajación física como un excelente complemento a la meditación ya que el sólo hecho de estirarte un poco hace la diferencia, ya sea con una rutina matutina o como parte de tus paradas activas durante el día. El Yoga combina ambas prácticas por lo cual es muy recomendado hacerlo tantos días a la semana como puedas. Los estiramientos durante el día también hacen parte de las buenas prácticas para mantener la buena circulación y el bienestar general durante un día de trabajo.

 

También es una actividad que puedes realizar en la habitación del hotel cuando estás en un viaje de negocios y puedes apoyarte con aplicaciones o videos de youtube. Para practicarlo sólo basta con que lleves ropa cómoda y una colchoneta o usa un par de toallas como soporte para tu espalda principalmente. Así puedes encontrar prácticamente cualquier posición para oxigenar todo cuerpo, limpiar tus pensamientos, aclarar tus sentimientos y recargarte de energía.

 

Vestuario

 

Cómo te vistes refleja cómo te sientes, esta premisa se aplica siempre y cuando no te aferres a una moda en especial, ejemplo si debes vestir siempre de negro, pero debes pensar en cómo hacer que tu viaje refleje lo mejor de ti y te ayude a mantener la mejor energía. Un viaje de negocios exige que tu vestuario siempre refleje elegancia y profesionalismo, aunque actualmente la formalidad ya no está en usar una corbata o un traje en el caso de los hombre; y tampoco en un vestido elegante para el caso de las mujeres. Se pueden usar ropa cómoda y fresca tanto en pantalón como camisa y máximo 3 accesorios, ya sea reloj, brazalete o cadenas.

 

Recuerda además que tu vestuario forma parte de algo más importante tu presentación personal, y esto se aplica más cuando hablamos de tu peinado, cuidado de tus uñas y piel, o incluso si la ropa que usas está bien planchada, limpia o se ajusta a tu talla. Todos estos aspectos harán que te sientas como un viajero exitoso o te desgastes tratando de impresionar a todas las personas.

 

Sueño nocturno y siestas diurnas

 

Sabemos que los grandes inventores de la humanidad como Albert Einstein, Thomas Alba Edison y Nicola Tesla, dormían muy poco, pero no quiere decir esto que redujeran dramáticamente sus horas de sueño, sino que las podían dividir en fases diurnas y nocturnas, lo que hoy llamamos el sueño polifásico, lo que significa que puedes dormir entre 3 y 4 horas en la noche y completarlas con varias siestas de 20 minutos a lo largo del día. Por lo cual, tener buenos hábitos de sueño no significa dormir 8+ horas en la noche, sino distribuir adecuadamente tus siestas de acuerdo a tu reloj biológico y energético.

 

No sólo descubrir que puedes dormir menos en la noche puede ayudarte a ser una persona más productiva, también puede ayudarte a establecer una conexión más cercana con tu conciencia de lo que es bueno para ti, independiente de lo que funcione para los demás. Tu mente es muy especial y debes ayudarla a descansar cuando lo necesita, hacer pausas activas y realizar tus actividades de mayor concentración y memoria por cortos periodos de tiempo y descansar antes de retomar tu actividad, para cada persona puede ser diferente el mejor horario para concentrarse, si ya encontraste el tuyo déjanos tu comentario.

 

Más lectura y menos Netflix

 

Aunque ya sabemos lo tentador que suena ver una película, o si eres amante de las series, es mucho más atrapante, por lo que dedicar 2 horas o más a la pantalla realmente va a desgastarnos físicamente y cansarnos mentalmente en tanto queremos despejar nuestra mente y descansar, en cambio, leer un libro permite activar tus neuronas y hacer conexiones diferentes a las estimuladas con una película de acción, miedo o drama. También puedes usar audio libros que te ayudan a concentrar y son versátiles para todos los momentos como un viaje de negocios nocturno.

 

En primer lugar estás frente a paginas de papel o un formato no luminoso, como el Kindle, que permiten bajar los estados de alerta y dar señales positivas al cuerpo si estamos próximos a dormir o tomar una siesta; y en segundo lugar es un activador de la serotonina, que es una sustancia química producida por el cuerpo humano, que transmite señales entre los nervios, funciona como un neurotransmisor. Es considerada por algunos investigadores como la sustancia química responsable de mantener en equilibrio nuestro estado de ánimo, por lo que el déficit de serotonina conduciría a la depresión, además contribuye al bienestar y la felicidad.

 

Haz más amigos

 

Un viaje de negocios se centra en las buenas relaciones que hagas con las personas, ahí está el éxito de tus reuniones, pero durante el viaje vas a conocer a docenas de personas que te atienden en diferentes lugares ya sean transitorios o permanentes, y tratarlos como si fueran tus mejores amigos puede transformar tu día en un imán de buenas energías, alegrarle el día a una persona empieza con un buen saludo y preguntar cómo se encuentra en ese día puede abrir más la conversación de lo que te imaginas.

 

Lo que podemos atraer nuestra tu actitud frente a los demás se mantiene positiva es generar una sensación de gratitud y éxito, practicarlo de manera frecuente hará que tus habilidad para relacionarte con las personas y entender su personalidad se haga cada vez más fuerte, tanto como entrenar tus músculos, la mente también puede hacer que tus cuerpo se mantenga equilibrado y fuerte frente a cualquier emoción si te haces más consciente de tus actos y contagias de buena energía a quienes te rodean.

 

¿Cómo elegir tu Hotel en un viaje de negocios?

 

Un hotel cuenta con muchos espacios diferentes que puedes aprovechar para moverte durante tu estadía. Algunos hoteles ofrecen zonas de bienestar como gimnasio, sauna, turno o piscina (alberca), o algunos menos sofisticados, al menos tienen un lobby y algunos espacios de trabajo como terrazas y salas, moverte por estos lugares te permitirá darle más ideas a tu mente que si te quedas encerrado en la habitación del hotel.

 

Es por esto que debes buscar un hotel que se ajuste a las necesidades de tu viaje de negocios, dependiendo de la rutina o el itinerario que tengas agendado, puesto que no requieres un hotel con muchas comodidades si vas a realizar un viaje corto o con una agenda muy apretada, puedes combinar los consejos que te mencionamos durante la estancia en el hotel junto con las actividades al aire libre. Además puedes complementar con algunos de nuestros Tips para tus viajes de negocio.

 

 

Todo lo anterior nos ayuda a mantener la energía al máximo durante tu viaje en Bogotá, viaje en Medellín o viaje en Pereira.

 

 

¿Te Gustó? Compártelo

No hay comentarios

Escribe un comentario