¿Qué debes hacer para visitar el Cerro de las Tres Cruces en Cali? | Blog Ayenda Rooms
22274
post-template-default,single,single-post,postid-22274,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

¿Qué debes hacer para visitar el Cerro de las Tres Cruces en Cali?

Colombia es hogar de lugares tanto exóticos y tropicales, como de zonas más altas y frías, todas llenas de una belleza única. Pero también, posee edificaciones históricas y monumentos que se han convertido en baluartes para el país, además de sitios que combinan esas características entre sí… Y esto es lo que traemos en esta ocasión en Ayenda Hoteles: todo lo referente a uno de los lugares más llamativos de una de las ciudades más importantes de toda la nación: el Cerro de las Tres Cruces, localizado en Cali.
Santiago de Cali, conocida en el mundo como la “Sucursal del Cielo”, es una de las tres ciudades más importantes de Colombia, tanto financiera, industrial y agrícolamente como a nivel de población. Está ubicada en el departamento de Valle del Cauca, al suroccidente del país, siendo rodeada por la Cordillera Occidental y la Cordillera Central de la Región Andina, y por el Océano Pacífico.
Es una de las ciudades más antiguas de Colombia, siendo fundada para el año de 1536, por lo cual aún conserva ese aire colonial, a pesar de también estar compuesta por edificaciones más modernas, de acuerdo al desarrollo económico e industrial que ha vivido en los últimos años.
Pero unas de las características mágicas de Cali es que también posee parajes naturales, y combina a estos con lo hecho por el hombre, y dentro de ese espectro está el Cerro de las Tres Cruces.
Dónde se encuentra, cómo llegar, su historia y qué actividades se realizan en él, es parte de la información que traemos para ti y así puedas planificar tu visita a este sitio tan emblemático de Cali. Prepara tus maletas o tus boletos, pues no te puedes perder este lugar especial lleno de la cultura caleña.

¿En qué parte está situado y cómo se puede llegar?

El Cerro de las Tres Cruces se encuentra ubicado en el corregimiento de Montebello, en el área rural de Cali, la cual se encuentra al noroccidente de la ciudad, y cercano a este punto está el centro de la ciudad y el reconocido barrio El Peñón.
El ascenso más popular se inicia en el punto denominado Altos de Normandía, localizado en el barrio Normandía, sin embargo, hay otros dos sitios por donde también se puede subir hasta la cima y disfrutar del monumento, el cual se encuentra a 1.465 metros sobre el nivel del mar, y se deben avanzar unos 480 metros aproximadamente para llegar hasta él.
El tiempo de subida al cerro es de aproximadamente unos 45 minutos, donde hay áreas más fáciles y otras más pedregosas que enlentecen un poco más el ascenso, dependiendo de las resistencia física de cada quien. Sin embargo, no es muy largo el trayecto en comparación a otros sitios con características similares. Es un paseo muy hermoso y que deriva en una buena actividad física, además de deslumbrar a quien sube y baja de él con las vistas que brinda de la ciudad. Te recomendamos que vayas vestido y calzado de forma un poco más deportiva por temas de comodidad, sobre todo elije bien los zapatos, pues es una caminata.
Ahora, ¿cómo puede cualquier turista llegar hasta el monumento para disfrutar de una gran visita? Pues aquí te decimos las rutas, distancias estimadas y las épocas del año para ir.
Empecemos por la ya mencionada y más recomendada:

  • Altos de Normandía: Es la ruta de ascenso más recomendada y popular. Para subir desde los Altos de Normandía, primero debes llegar cercano al punto Gato de Tejada. Si no tienes un automóvil propio para llegar o prefieres utilizar otro método como el transporte público, puedes tomar una unidad del sistema Masivo Integrado de Occidente MIO), solo debes asegurarte de llegar a la estación San Bosco para luego tomar la ruta alimentadora AO2.
    Una vez arribes a la Av. Colombia, debes caminar hasta la calle donde inicia la subida del cerro, ubicada luego del primer semáforo al norte.
    En esta subida se recorren 1.8 kilómetros de caminata desde el punto de partida hasta la cima donde se encuentra el monumento. El recorrido consta de varios puntos como iniciar el adentramiento por la montaña, pasar por debajo de las torres de comunicación hasta el área denominada La Mitad.
    Una vez allí, los que ascienden desde los Altos de Normandía se encuentran con quienes suben por la ruta Bataclán, y se continúa la caminata en conjunto hasta el monumento, y pasando anteriormente por el punto llamado La Pared, donde hay dos vías que dividen la base. El lado derecho es la más recorrida.
  • Bataclán: Con una distancia de 1,4 kilómetros entre el inicio del ascenso y la llegada al monumento, está la ruta favorita de los deportistas llamada Bataclán, dado que se encuentra en el parque ecológico que lleva ese nombre. Desde esta área también se puede subir a la cima del cerro, aunque contiene partes que dificultan más la caminata, por lo que es la más utilizada por aquellos que quieren ejercitarse.
    El tiempo de subida por Bataclán es de 40 a 50 minutos, dependiendo de la capacidad física de la persona, y para llegar a esta ruta se debe ir hasta el famoso barrio de Granada.
    Para llegar desde el centro desde la ciudad hasta allí, tomas la Calle 12 hasta la Avenida 9A Norte con Calle 12. Hay unos 10,9 kilómetros de distancia desde el Centro hasta este punto, es decir unos 30 – 35 minutos en automóvil.
    Una vez que inicies tu caminata por esta ruta, te encontrarás con la denominada parte “Las Escaleras”, pues la vía debes avanzarla a través de unas escalinatas de madera, lo que hace más exigente al recorrido.
    Para llegar hasta el área de La Mitad, puedes elegir entre dos rutas, siendo la izquierda la más inclinada y por tanto la más rápida hasta La Mitad. Además, pasas por el área de las torres de comunicación.
    Luego, allí te encontrarás con quienes suben a través de los Altos de Normandía –como ya mencionamos-, y el trayecto es el mismo hasta la cima del cerro. En el área La Mitad, también conocida como “Las Frutas”, podrás hidratarte, comprar un jugo natural o alguna fruta de la zona a alguno de los vendedores que tienen puestos allí.
    Es considerada la más exigente de las tres rutas que existen, y si no tienes mucha pasión por las actividades al aire libre o deportivas sino que eres más sedentario, y prefieres una experiencia un poco más turística, tal vez no sea la ruta a elegir.
  • La Tripleta o Tres Tetas: Esta es la ruta más larga para el ascenso a Las Tres Cruces debido a los 4,3 kilómetros de distancia que cuenta el recorrido. Para subir por La Tripleta o Tres Tetas, como también es conocido, se debe llegar a la parte posterior del Centro Comercial Chipichape, en el Hotel Spiwack Chipichape, ubicado en la Calle 38N.
    Desde el hotel se puede visualizar una vía inclinada que lleva hasta un cruce, se toma la vía destapada que te llevará hasta la vereda Las Golondrinas, la cual es la conexión cercana a la montaña. Luego de pasar el cruce, llegarás hasta una trituradora de piedras, debes avanzar por la derecha después y continuar al borde de la montaña que te va llevando hacia la izquierda.
    Tras estos pasos, llegas a la primera “teta” y la vía se conecta con las Golondrinas. Al continuar la caminata, se cruza con la segunda teta, y luego se desciende unos metros para volver a subir y llegar a la tercera teta. Tras cruzar las tres, podrás acceder a un nuevo camino que si cruzas a la izquierda, podrás llegar hasta Las Tres Cruces.
    Uno de los atractivos de esta ruta según los visitantes, son las vistas que se pueden obtener desde allí de la ciudad y todo el ambiente montañoso.
    Esta ruta también es usada por grupos de ciclistas o ciclomontañistas que suelen frecuentarla para hacer recorridos desde la carretera de Cali con Las Golondrinas e iniciar la subida al cerro.

Atractivos y mejores días para ir

El Cerro de Las Tres Cruces se ha convertido en uno de los sitios preferidos por excursionistas o personas amantes de los deportes para subir en Cali, puesto que la acción de ascender por la montaña, es una gran actividad física que junto a las vistas hacia la ciudad, el clima y las bondades que se ofrecen a lo largo del recorrido, la hacen muy atractiva.
El monumento está abierto al público desde las 05:00 de la mañana hasta las 12:00 del mediodía, aunque existen personas –mayormente deportistas- que lo suben en grupo a otras horas, e incluso en la noche. A las 07:00 pm es común verlos salir a hacer una ronda. Sin embargo, debe tomarse en cuenta que el personal de seguridad del lugar está en el horario concebido para el público.
Como ya lo habíamos referido, quienes suban el cerro podrán degustar frutas, jugos naturales e incluso bocadillos como tortas, en algunas zonas del ascenso como en La Mitad y en el propio monumento de Las Tres Cruces que se encuentra en la cima. Esto sirve como puntos de hidratación.
Además, ya en el área del monumento hay espacios acondicionados para los deportistas, que cuentan con máquinas para hacer ejercicios públicas, y para quienes vayan con otro propósito, también ofrecen misas religiosas.
En cuanto a los mejores días para hacer el ascenso, está abierto los días de semana y también los fines de semana. Los domingos es uno de los días de mayor concurrencia.
Existen algunas tradiciones que los caleños mantienen en el Cerro de Las Tres Cruces. En Semana Santa, los feligreses suben los Jueves y Viernes Santo. Es la época más concurrida del año, dónde se organizan las subidas y bajadas, debido a lo concurrido del evento.
También, todos los años en el Día de la Santa Cruz, que corresponde al 03 de mayo, se realizan procesiones con cruces para realizar el “cambio de cruces”, una tradición que tiene que ver con el origen del monumento, y el cual en Ayenda Hoteles te explicamos más adelante para que también conozcas la historia de este punto tan concurrido y significativo para la ciudad de Cali y sus habitantes.

Un poco de historia que te pondrá los pelos de punta… O divertirá

El Cerro de Las Tres Cruces tiene una historia muy peculiar sobre sus orígenes. El monumento fue mandado a construir por la arquidiócesis de la Iglesia caleña en el siglo XIX, tras escucharse que el diablo se había aparecido en la montaña. Por esta razón, y para encerrarlo allí, edificaron Las Tres Cruces en madera.
La leyenda cuenta que el demonio, de nombre Buziraco, aparecía primero en el cerro La Popa –ubicado en Cartagena-, donde era adorado por etnias indígenas y negros; y que tras ser exorcizado del lugar por el Fray Alonso de La Cruz Paredes y el obispo Juan Labrada, habría llegado a Cali luego de huir adoptando la forma de un macho cabrío, y comenzado a rondar por la ciudad caleña con un sombrero negro.
300 años después, Fray Juan y Fray Vicente Cuesta subieron, un 03 de mayo de 1837, a la cima del cerro con tres cruces adornadas con flores, para encerrar con ellas al demonio en la montaña y acabar con los espantos.
Actualmente, el monumento fue remodelado y se cambiaron las cruces de madera por concreto, sin embargo, una obra que fue realizada por el ingeniero Argemiro Escobar y el maestro de obra Luis Felipe Perea, en el año de 1937 a 1938.
420 metros cuadrados posee la base del monumento, mientras que las cruces son de distintos tamaños. La más alta mide 26m de altura y 11m de ancho, mientras que las otras dos –que son las que se ubican a los laterales de la central más grande- tienen una altura de 22m y una anchura de 8m.
Sin duda alguna, el monumento de Las Tres Cruces y el cerro donde se encuentra situado, es uno de los puntos que debes visitar si vas a Cali, ya sea para disfrutar de una excursión montañosa y respirar el aire fresco de la naturaleza, mientras te ejercitas, o para conocer un poco más sobre la historia y cultura caleña.
No olvides empacar zapatos deportivos, ropa cómoda, y bloqueador solar para realizar tu visita al Cerro de Las Tres Cruces, y así puedas disfrutar de lo mejor de la naturaleza en medio de una de las urbes más importantes de toda Colombia.

¿Te Gustó? Compártelo

No hay comentarios

Escribe un comentario