Lugares para el turismo de naturaleza en Colombia | Blog Ayenda Rooms
22433
post-template-default,single,single-post,postid-22433,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Lugares para el turismo de naturaleza en Colombia

Colombia es un país bendecido en todas las maneras posibles. Pero una en la que sin dudas se destaca por encima de muchas naciones es en su naturaleza. Esta es tan hermosa, tan atractiva y tan excepcional que cada año convoca a legiones de turistas interesados en conocerla.

Sin embargo, el número de sitios es tan grande que un viaje breve no alcanza a cubrirlo todo. Hace falta, por tanto, una lista que priorice los mejores lugares, los que más puedan encantar tus sentidos. Eso es precisamente lo que te traemos hoy en Ayenda Hoteles, para que puedas aprovechar de estas maravillas de la creación.

El Chocó

Este es uno de los lugares más ricos no solo de Colombia, sino además de toda Latinoamérica. Posee una belleza natural y pura que deleita a todo el que la ve. Cuenta con inmensas extensiones de tierra virgen. Todo eso la hace un testimonio del primer estado del planeta.

Otra cosa en la que se destaca El Chocó es que recibe agua de más de un océano. Estamos hablando del Caribe y del Pacífico, dos de los más grandes que hay en la Tierra. Ambos confluyen en este pequeño paraíso colombiano. Adornan su presencia un sinnúmero de parques naturales y ríos.

Avistar ballenas jorobadas

Esta se considera la actividad favorita de los turistas que visitan El Chocó. Las ballenas jorobadas suelen frecuentar mucho las costas del Pacífico. Aunque no lo hacen todo el año, sino en la temporada que va desde julio hasta noviembre.

En el recorrido que hacen atraviesan muchas de las playas de El Chocó. Entre ellas, Bahía Solano. Verlas es un espectáculo total, puesto que van saltando mientras nadan. En el proceso puedes apreciar todo de ellas: sus saltos, sus colas, etc. Son unos hermosos animales de casi 20 metros.

Avistar aves

Las ballenas jorobadas no son las únicas criaturas que se dejan ver en El Chocó. Más de 650 especies lo habitan durante todo el año. Esto ha causado que muchos científicos y expertos en el tema visiten esta parte del mundo.

De todas esas especies existen ciertas rarezas que, estamos seguros, nunca has visto. O quizá te puedan parecer imposibles. No obstante, la naturaleza ha dotado a El Chocó particularmente en este apartado. Así, entre otras aves, los científicos han destacado estas:

– La Oropéndula del Baudó.

– El paujil Great Curassow.

– La Blue Cotinga.

Surfear en El Chocó

Si eres amante del surf, también hay cabida para tu gusto. Las olas de esta tierra, además de enormes, son bastante dóciles. Eso te permitirá dominarlas con facilidad, como han hecho los muchos turistas que viajan para conocerlas.

La Cueva de los Guácharos

Este es, si no el parque de mayor envergadura en Colombia, sí el más antiguo en ser protegido. Cuenta con unos 90 kilómetros cuadrados que tienen para ofrecer un clima suave y agradable a tu piel.

Esta cueva se encuentra en un incomparable estado de conservación. Ello gracias al inmenso cuidado que el Estado le ha proporcionado. Es el hogar de diversos biotopos boscosos y páramos.

Posiblemente este sea el sitio para hacer turismo natural más virgen de todos. Hay sectores que apenas han sido explorados. Sin embargo, precisamente por eso invitan a que los conozcas primero que nadie más.

Visitar Isla del Mohán

Isla del Mohán es un parque natural. Debe su nombre a un personaje mitológico. Según la leyenda, perseguía a las mujeres. En eso se inspiraron para erigir una estatua de 15 metros que representa la entrada al sitio. Hay muchas actividades para hacer aquí:

– Andar a caballo. Existe disponibilidad para que rentes un caballo. Aplica también si vas en familia. Esta es una actividad muy pacífica. Y no temas, el ambiente y el espacio no alterarán al animal en ningún momento. Además, sentado sobre él tendrás una gran vista.

– Pasear en canoa. Para los habitantes de la zona, pasear en canoa es algo elemental. Tú también puedes hallarle el gusto a esta actividad. Es muy segura, no hay riesgos. Y la brisa que pasa sobre las aguas refrescará todo tu ser.

– Caminatas guiadas. Desde luego que hay caminatas, en caso de que las dos opciones anteriores no te gusten. Estos paseos son bastante silenciosos y cuentan con guías expertos. Podrás conocer los árboles y contemplar las distintas especies presentes.

Relajarte en las aguas termales

Las aguas termales son toda una delicia. Se caracterizan por no estar azufradas, una cualidad difícil de hallar en otro lugar. La temperatura varía de acuerdo con la zona que elijas visitar.

Por ejemplo, la más alta es de 42 ºC. Esta es la más frecuentada, por ser la más grande. La segunda zona cuenta con una temperatura de 36 ºC. Y la última, con 33 ºC. En toda el agua brota del mismo fondo arenoso.

Las aguas termales de las Cuevas del Guácharo son un espacio perfecto para la meditación. Podrás perderte contemplando el paisaje, mientras piensas en ti, en la vida, en tus planes… Y siempre bajo el amparo de un clima y un silencio más que ideales. 

Conocer el desierto de La Tatacoa

En contraste con el lugar anterior, este desierto posee un clima nada templado. Aunque tampoco es un sauna, ni un hervidero. Puede que incluso te guste. Lo que sí es seguro es que el panorama es inmejorable.

El desierto de La Tatacoa está compuesto por tierra de tono rojizo, casi como el cobre. Hay numerosos cactus que adornan todo el camino y son de gran tamaño. La arquitectura del lugar lo hace perfecto para explorar sin problemas durante el día.

Y hay más. Durante la noche es fácil ver el cielo y todas las estrellas que hay en él. Esto se debe a muchos factores. El principal de todos es que no hay luz artificial de ningún tipo. Así, el aire está libre de contrastes y de contaminación lumínica.

Por si fuera poco, está también un pequeño observatorio astronómico. Cuenta con un horario regulado, aunque está abierto al público. Simplemente infórmate al llegar y podrás ver todavía mejor la bóveda celeste.

Ir a la represa de Betania

La represa de Betania podrá parecerte un lugar común por su nombre. No obstante, es uno de los espacios naturales más frecuentados. Y en cuanto veas el abanico de actividades disponibles, lo entenderás:

– Pesca. La pesca es una actividad que puedes realizar incluso sin experiencia. Hay muchos pescadores expertos que te pueden ayudar. Los ejemplares más populares son las cachamas, las tilapias y las mojarras.

– Canotaje. Si eres fan de esta actividad, la represa es para ti. Podrás encontrarte con otros amantes de ella y compartir experiencias.

  • La Cueva del Amor. Este es un lugar lleno de misticismo, según los pobladores. Hay muchas leyendas en torno. Sean ciertas o no, la verdad es que es un rincón muy hermoso y singular.

La Macarena

La Macarena es un espacio lleno de magia. Si te gusta el turismo de naturaleza, es una visita obligatoria. Este hermoso parque está abierto durante todo el año. Pero si deseas aprovechar el mejor momento, te sugerimos ir entre julio y el mes de noviembre.

Esta maravilla natural cuenta con 630.000 hectáreas. Esas medidas la sitúan entre las más grandes del país y de toda Latinoamérica. Alberga un sinfín de recursos y de zonas con las que te sentirás bajo el efecto de un hechizo.

Conocer Caño Cristales

Caño Cristales es una suerte de lago único por contener todos los colores del arcoíris. Este fenómeno es posible debido a unas interesantes plantas que se hallan en el fondo. Conocidas como “macarenias”, se desfragmentan en cada color de dicho arco.

En Caño Cristales hay varios pozos, dada su extensión. Están Los Pianos y Los Hoyos, por mencionar dos. Sea cual sea el que elijas, la experiencia no cambia. Para mejorarlo todo, es muy fácil conseguir hospedaje en la zona, por lo que este apartado no te supondrá ninguna dificultad.

Recorrer la ruta Tinigua

Esta es una ruta que contiene una inmensidad de petroglifos. Los estudios han demostrado que fueron hechos cientos de años atrás. Los responsables fueron indígenas de la tribu Guayabero y también de la Tiniguas.

Se trata de unas representaciones que hacen recordar mucho a los dibujos en cuevas europeos. Están cerca del río Guayabero, al que es muy fácil llegar. Este es uno de los rincones que mejor atestiguan las viejas épocas, pues el Estado ha impedido que sea manipulado.

Participar en la pesca deportiva

Si te gusta pescar por deporte, en La Macarena se suele practicar esta actividad. Son grandes legiones la que se juntan para ello. Se hace principalmente en el punto más alto del Guayabero. Sin embargo, algunas veces se mueve a otras partes.

Además de pescar puedes ir a El Cajón. Este se halla a casi una hora y se puede llegar allí en lancha. Te recomendamos ir, puesto que hay muchísimas especies de aves diversas.

A la vez, se destaca igualmente por contener peces muy populares. Puedes pescarlas sin problemas. Eso sí, la ley amerita que las devuelvas al mar. He ahí el verdadero punto deportivo de esta pesca.

Capurganá

Tan popular como el resto de los sitios, Capurganá tiene un puesto especial en la lista. Y es que solamente en ella podrás conocer la arena blanca. Sí, tal y como las que suele verse en cartas postales. Pero quizás incluso mucho más bella.

Es común verla repleta de visitantes, ya que ofrece muchas ventajas al turista. Desde el hospedaje hasta el trato. Esta maravillosa tierra, además, ostenta el título de ser la playa más pacífica de Colombia. En ningún otro sitio hallarás la paz de aquí.

Surfear

Existe en la frontera con Panamá un arrecife de coral muy conocido. Esto último se debe a que contiene alrededor de 30 sitios de buceo. Suelen acudir expertos y novatos por igual. Y es que la experiencia de sumergirse en las aguas es un reto que atrae a cualquiera.

Muchos descubrimientos interesantes han tenido lugar en esas profundidades. Puede que te toque a ti hacer el siguiente. De cualquier forma, cada minuto que pases en este espacio será paradisíaco.

Caminar por Sapzurro

Visitar esta zona es todo un desafío. En primer lugar, porque es muy extensa. Y en segundo, porque el paisaje que ofrece es tan diverso que te hace detenerte a cada momento. Muchos son los turistas que quedan rezagados. Por fortuna, hay guías disponibles para realizar la caminata.

Ir a la Cascada El Cielo

Esta cascada es accesible tanto caminando como a caballo. Cualquiera de las dos opciones te servirá para llegar en poco tiempo. La altura desde la que caen las aguas es formidable. Asimismo, hay un sinfín de aves exóticas durante todo el camino.

Hacer snorkel

Puedes practicar snorkel en las islas de San Blas. Famosas desde hace años por su apariencia, tienen aguas tan cristalinas como ninguna otra. De tal modo que el deporte, mientras mantiene activo el cuerpo, embelesa tu espíritu.

Reserva Natural Laguna del Sonso

Este último espacio, aunque está al final del listado, representa un candidato tan bueno como todos los anteriores. Se caracteriza por tener más de 2.450 héctareas con clima húmedo. Este es, de hecho, el motivo por el que numerosas aves emigran allí.

Avistar aves

Esta es una reserva colmada de aves, como ya sugerimos arriba. Es en invierno cuando más numerosas son, ya que se trasladan por la temperatura. Muchas especies son tan singulares que incluso han ganado reconocimiento en todo el mundo.

Para la contemplación de estos hermosos animales dispones de la torre de observación. Puedes verlas desde abajo, aunque desde ella tienes un panorama a diez metros de altura. Esa diferencia hará que tus ojos lleguen más lejos.

Conocer el lago Calima

Conocido por sus fuertes vientos, el lago Calima es, a pesar de eso, un tierno espacio de paz. Alberga un embalse que contribuye a la generación de energía en toda la zona. Acoge también a numerosos practicantes de windsurf, jetski, entre otros deportes que saben aprovechar su estructura.

¿Te Gustó? Compártelo

No hay comentarios

Escribe un comentario