Compilación de palabras y expresiones que dicen los pereiranos | Blog Ayenda Rooms
21869
post-template-default,single,single-post,postid-21869,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
Expresiones de los pereiranos

Compilación de palabras y expresiones que dicen los pereiranos

Los colombianos utilizan muchas frases que son características para referirse a algo o hacia alguien. Cada región emplea diferentes términos y otros son a nivel nacional. Pereira, municipio que pertenece al departamento de Risaralda, no escapa de ello. Los habitantes en dicha localidad tienen una forma de hablar muy específica.

Se puede decir que este lenguaje es rico en manifestaciones, divertido y jocoso. Lo mejor es que dependiendo de la frase la utilizan para cualquier ocasión. Si planeas viajar por turismo o conoces a alguien de dicho municipio es mejor que leas este artículo. Te ofrecemos una fácil compilación de palabras y expresiones que dicen los pereiranos para que los entiendas.

Embalado

En muchas de las expresiones que dicen los pereiranos está presente el lenguaje que también se emplea en el Eje Cafetalero. Esto debido a que el municipio es el principal de la región. En la zona se emplea el término embalado para señalar cuando una persona está tomando la responsabilidad de algo con seriedad.

Pachulí

Este es una de las palabras más comunes que se escucha entre los residentes de esta área. Pachulí es una forma de indicar cuando una persona tiene un olor demasiado fuerte. Este por lo general es muy desagradable y feo. También se piensa cuando se usa un perfume con las mismas características.

Bizcocho

Aunque bizcocho se expresa en casi todo el territorio colombiano, igualmente se escucha en Pereira. Dicho término denota cuando otro individuo es muy guapo y simpático físicamente. Los habitantes pueden comentar oraciones como “ese hombre es un bizcocho”. Asimismo “¡qué bizcocho!” O también “¡cómo es de bizcocho!”

Atembao

Existen diferentes léxicos que son extraños para los foráneos, pero a la misma vez son muy ocurrentes. Demuestran la diversidad que hay en estas zonas, uno de estos es atembao’. Los residentes del área recurren a dicho vocablo para describir a un individuo que es lento. La acción puede ser en cualquier ámbito de la vida.

Emputa

En la lingüística utilizada en el Eje Cafetalero y en concreto en Pereira también se encuentra emputa. Los locales usan muchas frases con el fin de apuntar cuando alguien está enojado. Pero esta palabra en específico es muy recurrente al momento en que una persona está molesta por diferentes razones.

Goterero

A los pereiranos les encanta divertirse, relajarse y entretenerse. Lo hacen a través de las bebidas, ya que es costumbre y es muy típico entre los habitantes. Cuando dicen que una persona es goterero es porque a esta le fascina consumir el alcohol que compran los demás. Pero a la misma vez no invierte nada para adquirirlo.

Torcido

El torcido significa aquella persona que se encuentra en situaciones de dudosa reputación. Es decir, está haciendo cosas que no se encuentran bien vistas por la sociedad. Regularmente ese individuo que se le dice de este modo anda en negocios turbios. Además, puede hacerles daño a los demás con sus acciones.

Amañarse

El cariño también se demuestra mediante los modismos dentro de esta ciudad del departamento de Risaralda. Amañarse precisamente implica el momento exacto en que un ser humano se encariña con otro. Si un amigo o compañero tuyo demuestra mucho afecto por otro, este término es el ideal para describirlo.

Chimba

En esta compilación de palabras y expresiones que dicen los pereiranos no puede faltar el término chimba. Este se emplea a nivel nacional, incluyendo Pereira y es bastante habitual. Significa que una situación, objeto, cosa o persona es extremadamente bueno. Sobre todo, lo usan los adolescentes o jóvenes.

Amarrado

Los residentes de los diversos sectores de Pereira dicen que alguien es amarrado cuando este es ahorrativo. Sin embargo, no se trata de una persona que ahorra de manera adecuada. Por el contrario, es un individuo que es incapaz de apoyar a otros económicamente. La palabra se emplea de forma chistosa y en tono de broma.

Prendido

Entre los calificativos designados a las personas que les gusta mucho la bebida está “prendido”. Pero no se refiere solo al acto en sí de consumir alcohol, sino cuando alguien se ha pasado de tragos. Es decir, se encuentra en ese momento en estado de ebriedad y no controla sus acciones.

Apodos al café

En Pereira tampoco se dejan de lado los apodos que recibe el café. Al ser un sitio donde resalta por la cultura cafetalera hay varios apodos. Usualmente se le dice tinto, pero también “a media luz”. Este último se expresa para el café con poca leche. También al café con leche en igual proporciones le dicen pintadito o pintado.

Cansón

Quizás la frase que más has escuchado en tus andanzas por Pereira es ¡usted si es cansón! Ya que la utilizan desde los más pequeños hasta los grandes. Es ideal para dar a entender que un ser humano es muy fastidioso con un asunto en específico. Quien es cansón es porque molesta con mucha intensidad.

Picado

Aunque suena a un vocablo acerca de un objeto que está roto, no guarda ninguna relación con ello. Pues picado para los pereiranos es cuando se hace alusión a un individuo que es creído. Igualmente, suele ser presumido, orgulloso o engreído. Por ejemplo “ese niño si es picado”.

Enguayabao

Esta es una palabra típica cuando una persona ha consumido demasiado alcohol horas antes. Al siguiente día amanece con malestar debido a la gran cantidad de bebidas que ha ingerido. Es un término que se usa en la jerga de la región y que está presente en el ambiente de los tragos.

Rascao

En la jerga donde se consume alcohol también se halla el vocablo rascao’. Hace referencia a alguien que está, en ese momento, borracho. Este comienza a pelear, alterarse, hablar demás y a hacer cosas típicas de quien ha ingerido muchas bebidas. A pesar que se utiliza en Pereira, asimismo es recurrente en toda Colombia.

Tinieblo

Tinieblo connota el momento en que una persona está teniendo una relación con otra que no es su pareja oficial. Es un sinónimo de amante o también para aquellos que están en un amor oculto. Por eso, son características las oraciones como “estás saliendo con un tinieblo” o “preséntame a tu tinieblo”.

Caripelao

“Usted es muy caripelao”, ¿has escuchado esa frase en Pereira o sus alrededores? Si la respuesta es afirmativa, pero no sabes que significa es muy fácil. Caripelado es alguien que a través de sus acciones se evidencia lo cínico que es. Otro peyorativo como este es carepalo y simboliza lo mismo.

Agarrón

Agarrón es la acción que hacen dos o más personas cuando están discutiendo o peleando. Es decir, los involucrados pueden enfrentarse por medio de palabras o golpes. Un ejemplo del uso de este término es “Juan y Pedro tuvieron un agarrón ayer que se enteró toda la oficina”.

Jeta

¡Cállate la jeta! Es el grito que manifiesta tus padres, abuelos o amigos para que otra persona haga silencio. La palabra jeta significa boca y es otra manera de señalarla mientras se habla de manera cotidiana. Cuando se utiliza mientras se habla, todos entienden inmediatamente de qué se trata.

Petacón

Para entender la compilación de palabras y expresiones que dicen los pereiranos es necesario escuchar a los adultos. A ellos los vas a oír que señalan muchos vocablos para dar a entender algo. Uno de ellos es petacón, que lo mencionan si desean nombrar a un joven o adolescente.

Lambón

El lenguaje local de esta zona es muy amplio, contiene vocablos a veces confusos y graciosos. Entre ellos está lambón, muy empleado para denotar que alguien intenta conseguir el aprecio de otro. Pero lo hace de manera irritante y alabando constantemente a esa persona. Para ello también se indica que es un “metido”.

Jonjoliar

Si alguien está consintiendo a otra persona, en la jerga de los pereiranos se emplea la palabra jonjoliar para esto. Describe la actitud de un individuo hacia otro de forma mimada y aceptando todo. Se puede utilizar en cualquier momento, pero más que todo en el caso de los abuelos.

Ñero

La palabra ñero puede utilizarse en diferentes situaciones o distintas ocasiones. Todo dependerá del tono con que lo digas o escuches. Básicamente intenta expresar que un individuo es vulgar, no se arregla y es poco elegante. También alude a aquellos callejeros o que no cuentan con una posición económica sólida.

Maluco

Hay muchos significados que están relacionados al empleo de maluco en el vocablo de los pereiranos y colombianos en general. Uno de estos tiene que ver cuando se desea expresar que algo o alguien es feo, grotesco o poco agraciado. Pero de igual forma se emplea para señalar que una situación es demasiado desagradable y mala.

Verraco

Conocida, común, jocosa y ocurrente así es el término verraco para los colombianos. Los pereiranos suelen recurrir a este vocablo cuando desean manifestarle a alguien que es increíble. Además, lo mencionan al momento de resaltar un trabajo, una acción o cualquier actitud. Ejemplo: “¡Qué verraco le quedó el dibujo!” o “usted es muy verraco conmigo”.


Expresiones de saludos

Desde Pereira tienen muchas formas de saludar, ya que forma parte de la cortesía y la calidez de los habitantes. Te mencionamos en esta compilación de palabras y expresiones que dicen los pereiranos los más habituales. Entre ellas se encuentran principalmente frases como “qué hubo pues”, “entonces” o el más universal de todos “buenas”.

Cortar las palabras

Ya es costumbre que en Pereira los ciudadanos corten las palabras cuando están hablando. Por eso, no te extrañes si los escuchas decir algunas oraciones incompletas. Ten en cuenta que cuando lo expresan, lo hacen de manera inconscientes porque forma parte de ellos. Uno de estos es “pa’qué”, que quiere decir “para qué”.

¡Bendito!

La expresión ¡bendito! Se comenta con un sentimiento, con intensidad y haciendo mucho énfasis. Este enunciado es popular para señalar un momento de pesar, sorpresa o incomodidad ante algo. Se usa en la cotidianidad como cualquier otra palabra en esta lista.

¡Eh ave María pues!

Dicha frase seguro la has escuchado en innumerables ocasiones o la oirás en tu paseo por Pereira. ¡Eh ave María pues! También refleja una situación sorprendente, de lamento y contrariedad. Hay muchas maneras de emplearla en diferentes circunstancias. Las personas mayores y con más tradiciones son las primeras en recurrir a esta oración.

¿Cómo así?

“¿Cómo así?” se expresa en un tono alarmante, con voz alta y denota impresión. Cuando un pereirano la utiliza es porque se encuentra desconcertado o se ha llevado una gran sorpresa. Es un modismo que sale de manera natural e improvisada.

¡Tantísimo!

Si algo tienen los habitantes de esta ciudad es que son exagerados. Por ello cuando hablan recurren a oraciones que expresen dicha dramatización. ¡Tantísimo! Es una de esas palabras que emplean para indicar que algo es abundante, mucho, demasiado o en exceso.

¡Carajo!

Esta palabra determinará su significado la forma en cómo se diga y la situación en que se exprese. Sin embargo, de manera general denota que una ocasión es inesperada. ¡Carajo! Indica decepción, contrariedad, desilusión o desencanto. Pero en otros momentos puede ser para señalar sorpresa o también que algo es asombroso.

¿Sí o qué?

Es una pregunta que utilizan más que todo los adolescentes en dicha zona. Puede emplearse cuando alguien está invitando a otra persona a hacer algo. Pero se refiere exactamente a que esa invitación debe responderse afirmativamente. Revela que no hay otra opción más que esa.

Lo que le diga es mentira

La oración “lo que le diga es mentira” es un clásico en esta localidad. Debido a que se emplea en conversaciones informales, entre amigos y cercanos. Esta frase, parecida a un refrán, manifiesta que el diálogo puede ser verdad o mentira. Se emplea para no tener problemas con la información suministrada.

¡Dichosos los ojos!

Hay que resaltar la expresión ¡dichosos los ojos! Dentro de las conversaciones que mantienen en la localidad. Se comenta en el instante en que alguien se encuentra con otra después de mucho tiempo. Puede emplearse con ironía o con amabilidad. Estas oraciones son normales, ahora no tendrás problemas en entender lo que te dicen los pereiranos.
En caso de que te traslades a Bogotá, puedes leer nuestra guía práctica para hablar como todo un bogotano. ¿Qué esperas?

¿Te Gustó? Compártelo

No hay comentarios

Escribe un comentario