¿Cómo llegar a la Catedral de Sal de Zipaquirá de forma económica desde Bogotá? | Blog Ayenda Rooms
21937
post-template-default,single,single-post,postid-21937,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
De Bogotá a Zipaquirá

¿Cómo llegar a la Catedral de Sal de Zipaquirá de forma económica desde Bogotá?

Quienes visitan Colombia, específicamente Bogotá y quieren hacer turismo. No pueden dejar de visitar la Catedral de Sal de Zipaquirá. Este hermoso lugar está ubicado a 49 kilómetros de distancia de la capital colombiana.

Para llegar a este enigmático escenario desde Bogotá existen diversas alternativas. La que selecciones dependerá del tiempo y los recursos de los que dispongas. Aunque en línea general los diversos modos de transporte hacia esta Catedral resultan bastante accesibles.

En este post te vamos a especificar los principales para que la tengas en cuenta cuando vayas a este paraíso turístico. Pero antes conozcamos un poco más de cerca a este atractivo turístico.

La sal hecha arte

La principal característica de la Catedral de Sal de Zipaquirá, es que está tallada completamente en sal. De allí que resulta un sitio de interés tanto para los que son religiosos como los que no.

Este lugar se encuentra a 180 metros bajo tierra, en el departamento de Cundinamarca y pertenece a la Diócesis de Zipaquirá. Fue construida en el año 1990 por el arquitecto Roswell Garavito, en el interior de las minas de sal del lugar.

Esta Catedral es considerada una obra arquitectónica y artística moderna. Amén de un patrimonio religioso, cultural y ambiental. De hecho, en el año 2007, fue elegida a través de un concurso como la maravilla número 1 de Colombia.

En su interior, existe una amplia colección de esculturas de sal y mármol que llaman notablemente la atención de quienes la visitan. Además, forma parte del llamado Parque de sal, que cada año es visitado por miles de personas.

¿Cómo se llega a este catedral?

Si estás en Bogotá llegar a la Catedral de Sal de Zipaquirá resulta muy sencillo, ya que existen diferentes medios para ello. Así como también, distintas rutas que podrás seleccionar de acuerdo a tus preferencias o necesidades.

El primero de estos medios de transporte como es lógico, es conducir tu propio auto. Las rutas para este tipo de transporte son muy variadas, para escoger una, ten siempre presente el tráfico que impera en Bogotá.

He aquí una de las alternativas

Conduce tu auto hasta la Autopista Norte, por allí deberás pasar por el Portal del Norte de Transmilenio. Sigue conduciendo por la autopista. Una vez pases el peaje de los Andes y el centro comercial Centro Chía, toma la variante de Cajicá.

Cuando salgas de esta variante te encontrarás de frente con el campus de la Universidad Militar Nueva Granada. Ahora solo te queda seguir esta vía y listo, ya estás en la Catedral de Sal de Zipaquirá.

Este recorrido te puede llevar un tiempo de 45 a 90 minutos, dependiendo del tráfico. La ventaja de ir en tu auto, es que puedes partir a la hora que quieras o hacer paradas si así lo consideras necesario. También puedes regresarte en el momento que lo desees sin esperar que llegue el colectivo.

Aunado a ello, el viaje te resultará más económico, en vista que te ahorrarás el costo del pasaje. Solo deberás invertir en el dinero del combustible que consumirá tu vehículo, que se traducen en unos pocos dólares.

Dos alternativas en transporte público

Si no tienes automóvil, estás de visita en Bogotá y quieres visitar esta Catedral, no debes preocuparte. Ya que afortunadamente la ciudad cuenta con un excelente sistema de trasporte y rutas que pueden llevarte a este destino turístico. Aquí te hablaremos de las dos principales opciones.

La primera de ellas es en autobús, que sale del Terminal de Transporte de Bogotá, ubicado en el sector Salitre de esta urbe. Una vez llegas a este espacio debes acudir al módulo 3 y abordar uno de los buses intermunicipal con destino a Zipaquirá.

El recorrido entre ambas localidades dura aproximadamente 2 horas, todo dependerá de las condiciones de tráfico. En cuanto a la frecuencia de salida de los buses, el tiempo promedio es de 45 minutos entre uno y otro. Este servicio se puede tomar en distintos puntos de la ciudad.

El punto de llegada del bus es el Terminal de Transporte de Zipaquirá. Desde allí puedes irte caminado hasta la Catedral de Sal de Zipaquirá, porque no está muy lejos. No te preocupes, no te perderás ya que en el camino encontrarás diversas señales con las que podrás guiarte.

Este viaje en bus resulta verdaderamente económico, ya que solo pagarás el costo del pasaje. El monto del mismo no sobrepasa los 15 mil pesos colombianos.

Una rápida forma de llegar es en el Trasmilenio

Otra forma de llegar a este espacio turístico en transporte público es por medio de los buses Trasmilenio. Para abordar unos de estos colectivos debes llegar a la estación Portal Norte, ubicar el módulo con destino a Zipaquirá.

Allí estarán los autobuses marcados como Zipa. Lo más seguro es que al momento de tu llegada los pasajeros están abordando la unidad. Si no es así, no te preocupes, pues cada 10 o 15 minutos comienza a cargar un autobús. Es decir que el tiempo de espera no es mucho.

Una vez inicia el recorrido te tardarás unos 45 minutos en llegar a la Catedral de Sal de Zipaquirá. Debes tener presente que este lapso de tiempo puede ser mayor o menor, dependiendo si tomas el Trasmilenio en otra estación. Que puede estar más cerca o más lejos de Zipaquirá.

En cuanto al costo de la tarifa por este servicio es de aproximadamente 5.400 pesos colombianos. Pide la parada en el cruce de las calles 15 con 4 y desde allí caminas unas cuantas cuadras hasta encontrar la entrada de la Catedral de Sal. Puedes pedir orientación en el Punto de Información Turística (PIT).

El tren turístico de Sabana, la mejor opción

Si quieres vivir la experiencia de visitar la Catedral de Sal de Zipaquirá, tu mejor opción es el Tren de Sabana. Se trata de viejas locomotoras que han sido adaptadas para el transporte de pasajeros y que realizan viajes programados a la zona.

Este tren turístico inicia su recorrido en Bogotá, específicamente en la Estación de la Sabana y de allí hace un largo recorrido hacia la Catedral. Para ello pasa por localidades como Usaquén, La Caro y Cajicá.

Su principal ventaja es que el viaje no se limita solo a llevarte a Zipaquirá. Sino que durante el recorrido podrás visualizar los hermosos paisajes bogotanos, mientras viajas cómodo y seguro.

Otro punto a su favor es en el interior del tren podrás disfrutar de espectáculos culturales y populares. Amén de degustar variadas delicias gastronómicas. Todo ello acompañado de la emoción y algarabía de los pasajeros, que de seguro te contagiarán.

Este tren te dejará en la estación de Zipaquirá y de allí debes caminar hasta tu destino: la Catedral de Sal. Una vez allí, solo debes dedicarte a disfrutar de todas las maravillas de este monumento, muchas de las cuales te dejarán asombrado.

Ahora bien, aunque el tren turístico resulta el transporte ideal para llegar la Catedral de Sal de Zipaquirá, debes tomar en cuenta ciertos aspectos. Así podrás hacer un buen uso de sus servicios.

He aquí algunos de ellos:

• El pasaje tiene diferentes precios para los adultos, adultos mayores (más de 60 años) y niños hasta los 12 años. Los de los dos últimos suelen ser más económicos. Por ejemplo, el de adulto cuesta 58 mil pesos y el de adulto mayor cuesta 50.000 pesos colombianos.
• El mismo pasaje cubre la ida y vuelta, siguiendo la ruta Bogotá-Zipaquirá – Cajicá -Bogotá. Una muestra más de lo económico que resulta el viaje.
• Este tren solo está disponible los fines de semana y días festivos. De tal manera que si quieres ir en otras fechas tendrás que usar otro método de transporte.
• El costo del pasaje no incluye la comida que quieras degustar a bordo del tren. Así como tampoco la entrada a la Catedral de Sal.
• El servicio inicia su recorrido a las 08:30 de la mañana y deja de transportar pasajeros a las 5:45 de la tarde.
• Si vas un día sábado o durante días festivos harás el viaje en una locomotora diesel. Pero si tu visita es un día domingo el recorrido será en tren de vapor.
• Una de las ventajas de este tren es que permite adquirir las entradas para diferentes sitios de la Catedral. Esto constituye una excelente opción pues te evitará hacer fila en las distintas atracciones.

¿Qué hacer una vez llegas a la Catedral?

Luego de hacer el recorrido (Ya sea en auto, automóvil o tren) desde Bogotá a Zipaquirá, te preguntarás que puedes hacer allí. Pues bien debes sabes que este lugar no solo se basa en la Catedral de Sal. Por el contrario, cuenta con una serie de entretenida actividades para todos los gustos.

Tu visita, sin lugar a dudas será un viaje por la historia de la explotación de sal en el país. Ya que la catedral es una obra creada a partir de las minas de sal que funcionaban en la ciudad. Es por eso que lo más seguro es que te quedes boquiabierto con la belleza arquitectónica del lugar.

Lo primero que debes hacer al llegar es comprar tu entrada para ingresar

En este punto es bueno que sepas que el ticket tiene diferentes precios y divisiones. Por ejemplo, hay costos distintos para colombianos y extranjeros. También para los adultos, adultos mayores y niños menores de 12 años.

Con tu entrada ya en mano, tienes dos opciones. Hacer el recorrido por tu cuenta o unirte a los grupos de 15 personas que van con un guía. Esta última alternativa, suele ser mejor. ¿La razón? Conocerás de boca de un experto los detalles sobre el lugar, así como también su historia.

Este recorrido guiado por la Catedral comienza con un descenso por la mina, hasta llegar a la sección de El Viacrucis. Allí hay las tradicionales 14 estaciones en representación de la vida y obra del Jesús.

Una vez concluida esta sección se va a la Cúpula. Luego se pasa al el Coro, el Nártex, las tres Naves y al Medallón de La Creación, respectivamente. Finalmente se llega al espacio conocido como la zona comercial del lugar; allí se puede comprar suvenir, generalmente artesanía.

Con todas sus peripecias, este recorrido suele durar alrededor de una hora. Si quedas satisfecho con la visita, puedes retirarte. Pero sería una lástima, pues hay muchas cosas más por ver y actividades que realizar por tu cuenta.

Lugares de interés dentro y fuera de la Catedral

Algunos de los lugares que resultan fascinantes e interesantes en esta catedral son. El Parque temático de la sal, Museo de la salmuera, Muro exterior de escalada, Ruta del minero y Espejo de agua.

Y entre las variadas actividades de las que puedes disfrutar dentro de la Catedral están: Show de luces y la proyección de películas en 3D. De igual forma, el pueblo de Zipaquirá propiamente dicho también ofrece a propios y extraños agradables sitios de distracción.

Algunas de ellas son: Centro Histórico de Zipaquirá y Plaza de Los Comuneros, conocida como la Plaza Mayor. También está la Plaza de La Independencia donde convergen distintos establecimientos de comida.

Asimismo, la localidad cuenta con modernos sitios para el hospedaje, donde se ofrece servicio de calidad. Y qué decir de los restaurantes, son múltiples las opciones gastronómicas que se ofrecen. Estas van desde la tradicional comida colombiana, hasta parrillas y comidas mexicanas y argentinas,

¿Qué datos extras debes saber?

Si tienes planificado visitar este lugar pronto, es bueno que tengas en cuantos ciertos elementos, para que nada de tome por sorpresa. Algunos de ellos te los enumeramos a continuación.

• El espacio abre sus puertas en el siguiente horario: De lunes a domingo, entre las 9:00 de la mañana y las 5:30 de la tarde.
• El costo de la entrada no cubre muchas de las actividades que se realizan en La catedral. Así que, si estás interesado en una de ellas, deberás pagar un precio adicional.
• Lo mejor es llegar antes de la hora en la que abren, es decir a las 9:00 am. Pues no hay mucha aglomeración de personas.
• Desde el terminal de Zipaquirá también se puede llegar a la Catedral en bus o en taxi. Si no se quiere caminar. Solo se debe invertir entre 1.700 y 4.200 pesos colombianos.

¿Te Gustó? Compártelo

No hay comentarios

Escribe un comentario