Aspectos básicos que tienes que saber si quieres vacacionar, estudiar o hacer negocios en Colombia | Blog Ayenda Rooms
21896
post-template-default,single,single-post,postid-21896,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
Vacacionar, estudiar o hacer negocios en Colombia

Aspectos básicos que tienes que saber si quieres vacacionar, estudiar o hacer negocios en Colombia

Colombia sin dudas es una de las naciones más exóticas para cualquier persona que desee salir de su país. Esto se debe a diversos factores. Clima, población, lugares para visitar, monumentos, entre otros. Con un aliciente así, ¿quién no querría darle una oportunidad a la tierra colombiana?Muchas personas han pensado de ese modo. Ya sea que van a vacacionar, a estudiar una carrera e incluso a realizar negocios. No obstante, a pesar de que Colombia tiene mucho que ofrecer hay que saber ciertas cosas sobre su forma de vivir. Por eso hoy te las mostraremos, para que elijas prudentemente.

La comida de Colombia

La cultura colombiana, en líneas generales, es de las más diversas que alguna vez podrás hallar. Y la rama culinaria viene comprendida dentro de ello. No hablamos simplemente de los componentes de los platos. Se trata también de la forma como los unen, los mezclan y los sirven para ti.

En honor a la verdad, existen ciertos ingredientes que también son utilizados por otras culturas a la hora de cocinar. La venezolana, por ejemplo, comparte con la tradición colombiana varios de sus platos. Sin embargo, ninguna nación podría hacerlos como se los ve en Colombia. ¡Son totalmente únicos!

Costo de los alimentos

Ya te mencionamos lo suculenta, exótica y cautivante que es la cocina colombiana. Es indudablemente agradable saber que durante tu estadía tu paladar se deleitará con manjares incomparables. Es algo que hasta puede hacer que tus vacaciones acaben volviéndose permanentes.

Aunque no todo está ahí. Pecaríamos de poco informativos si obviásemos otro punto importante, el costo de los alimentos. A eso nos avocaremos ahora. Pues bien, un desayuno se halla normalmente alrededor de los 2.000 pesos. Este es un precio bastante accesible de acuerdo con el salario actual del país.

Por su lado, los almuerzos se elevan hasta 3.000. En ciertos casos podrían costar lo mismo que un desayuno, pero no es lo más común. Ya hablando de las cenas, estas rondan los 2.000 y los 8.000 pesos. El costo final dependerá del grado de exquisitez del plato que elijas comer.

Hacer mercado

Muchas personas extranjeras que han residido en Colombia, principalmente estudiantes, han descubierto la increíble opción de hacer mercado. Resulta que con uno de al menos 50.000 pesos ya te aseguras comida para aproximadamente unos quince días.

Esa cifra es mucho más baja que lo que gastarías comiendo por separado cada plato del día. Y lo mejor es que estarías alimentándote de igual manera, tal vez hasta de un modo más equilibrado. Otro punto a favor es que tú mismo prepararías todo, lo que te garantizaría un buen nivel de higiene.

El alquiler

Si viajas a Colombia, como a cualquier país, debes buscar dónde residenciarte. Ciertas personas tienen la ventaja de que cuentan con una familia o un amigo que les brinda parte en su hogar. Sin embargo, puede que no sea tu caso. O que simplemente quieras andar por tu cuenta.

Si te identificas con esa postura de independencia, tienes que estar consciente de cómo funciona el alquiler en suelo colombiano. Para facilitarte esa labor estamos nosotros, que te haremos saber todo lo necesario.

Primeramente, en Colombia al alquiler se lo conoce como “arriendo”. Es la forma típica de nombrarlo, y en la medida en que la uses más rápidamente te adaptarás. Lo segundo que debes considerar es que no es igual que arriendes una casa completa que una habitación.

Por ejemplo, el alquiler de una casa puede llegar a ser de hasta 3 millones de pesos por cada mes. Una habitación, a lo sumo, te costará unos 400.000 pesos. Las cifras varían de acuerdo con la ciudad específica y con los servicios que el arriendo traiga incluidos.

Finalmente cabe hablar de los estratos. Estos son divisiones hechas por el Estado para determinar quiénes necesitan subsidios. Van del 1 al 6 en orden ascendente. Esto quiere decir que mientras más alto es el número menos ayuda gubernamental reciben las personas.

El transporte colombiano

A menos que cuentes con un automóvil propio o algo parecido, deberás atenerte al sistema de transporte colombiano. Ya sea para turistear, para completar algún negocio o asistir a determinada institución, es igual.

La eficacia de los coches de transporte en Colombia está muy condicionada por la ciudad específica donde te halles. Esto implica que en ciertos sitios tendrás mayores ventajas. Por ejemplo, Bogotá cuenta con los mejores sistemas para transportar al público. Muchos de los que la visitan lo certifican plenamente.

El transporte urbano como tal suele costar unos 1.600 pesos. Este consiste en buses de mayor o menor tamaño que suelen albergar a gran cantidad de personas. No son la opción más cómoda si lo tuyo es estar lo menos rodeado de gente posible.

Otra opción son los famosos transmilenios, que tienen un costo de 2.300 pesos. Son relativamente rápidos y abundan en gran número, por lo que si pierdes uno tendrás oportunidad de coger otro. Es algo muy útil si te quedas dormido en pleno día de examen o justo cuando debías concretar algún negocio.

Por supuesto, habrá alguna ocasión en la que debas dirigirte sin retraso a un sitio. Para esos momentos podrás recurrir a los taxis. Estos acostumbran tener una tarifa de aproximadamente 5.000 pesos como mínimo. Todo dependerá al final de cuentas de tus necesidades y tus posibilidades económicas.

La gasolina: Un recurso costoso

Este es un punto que necesariamente hemos de tocar, puesto que es posible que estés en posibilidad de comprarte un coche. Bien, sucede que al igual que en muchos otros países, en Colombia la gasolina es altamente costosa. De hecho, es esa la razón principal tras el éxito de una buena parte del contrabando.

En el territorio colombiano la gasolina es cuantificada mediante galones, que representan su unidad de venta. Uno solo de ellos puede rondar fácilmente los 8.000 pesos. Y se necesita unos diez para poder movilizar un automóvil de pequeñas dimensiones.

Dado lo anterior resulta obvio que lo que te ahorras en transporte público lo gastas en gasolina. No con esto queremos sugerirte que no te compres tu propio auto. ¡Hazlo si puedes! Pero claro, siempre teniendo en cuenta que será una inversión constante el mantenerlo en circulación.

Educación

La educación es otro tema muy fundamental para el que quiera irse a Colombia. Especialmente si tus planes de viaje se deben a un deseo de estudiar alguna carrera dentro de dicha nación. En todo caso es posible que si vas por otros motivos acabes teniendo ganas de educarte. Por ende, debes estar informado.

En el territorio colombiano la educación tiene las dos modalidades comunes, es decir, pública y privada. Algo que necesariamente hay que resaltar en este punto es que ambas son de idéntica calidad. El nivel de exigencia en Colombia es altísimo, pero es precisamente eso lo que forma grandes estudiantes.

La modalidad que escojas dependerá de tus posibilidades económicas. No es tan costosa la educación privada colombiana, aunque sí puede traerte gastos elevados a largo plazo.

Por ejemplo, un colegio de primaria privado te puede costar entre 50.000 a 200.000 pesos. Esto claro hablando de un pago de frecuencia mensual. El ingreso en cambio puede alcanzar hasta el millón de pesos. Las mismas cifras aplican para la educación secundaria.

Ya a nivel universitario la situación cambia ligeramente. Las distintas carreras que ofrecen las universidades colombianas pueden suponerte varios millones de pesos por cada semestre. El precio específico dependerá de la profesión de la que se trate y de la institución donde sea dictada.

Leyes para negociar

Colombia es un país que se toma sus leyes muy en serio. Así que el comercio es bastante formal incluso para quienes son residentes naturales del país. Sin embargo, no debes verlo como una desventaja. Más bien, puede proteger tus inversiones en su suelo.

La ley colombiana toma en cuenta el régimen de divisas, el papel de las aduanas, la situación de los inmigrantes, etc. Todo esto sirve para prevenir intercambios comerciales ilegales. Pero por otro lado hay también unos cuantos artículos que protegen la inversión extranjera.

Gracias a ellos podrás arribar a Colombia sin temor de exponerte a ninguna clase de estafas. Eso sí, siempre y cuando tomes siempre las vías legales. Un negocio bien enmarcado en la ley colombiana estará protegido ante cualquier riesgo de malversación o manipulación. Pues bien, nunca descuides el aspecto legal.

Para estar mejor al tanto de este punto, puedes recurrir a la Guía Legal para Hacer Negocios en Colombia. Se trata de un manual a cargo del Gobierno colombiano que se enfoca en todas las leyes de negociación interna. ¡No te aventures a realizar ningún negocio sin haber consultado ese material!

Sueldo

El salario colombiano es otro de los tópicos discutidos principalmente por la población del país. Y si decides ir allí estarás expuesto a él. Después de todo, representa la vértebra principal de toda la economía de la nación.
El sueldo mínimo en el territorio colombiano es de aproximadamente 781.000 pesos mensuales. Esta cantidad equivaldría, dependiendo de las distintas tasas diarias, a unos 270$. Es una cifra que se destaca mucho entre los salarios de otros países latinoamericanos.

A decir verdad, el monto real del salario está condicionado al tipo de trabajo que ejecutes. Puede ser que estudies durante el día y trabajes como albañil por la noche. Siendo de ese modo, ten plena seguridad de que tus ganancias serán elevadas. Pero, te lo advertimos, vivirás agotado.

Visas

Las visas son un tema que suele irritar a muchas personas. Y tiene una razón de ser, que suelen ser complejas de entender y difíciles de obtener. Por fortuna para ti, en esta oportunidad te mostraremos la que necesitas si irás como turista, estudiante o negociante:

Visa “V”

Esta es la visa que se da a quienes ingresan a Colombia sin fines de establecerse. Esto pareciera implicar de antemano una estadía limitada y breve. Pero la verdad es que puede extenderse hasta por dos años si las actividades que harás lo justifican.

Por sus características, esta es la visa que necesitas si irás a Colombia en calidad de turista o negociante. Procura tener todos tus papeles en regla, y no habrá problemas para que la obtengas. Cabe aclarar que el trámite puede ser hecho únicamente dentro del país.

Visa “M”

La visa “M” está pensada para quienes necesitan establecerse en Colombia y cuentan con la ayuda de un ciudadano colombiano. Esto en términos de estadía. Los requisitos para cumplir son bastantes, aunque vale la pena porque puede durar hasta 3 años.

Esta es la visa que necesitas si deseas permanecer en el territorio colombiano como estudiante. No importa de qué grado académico se trate. Una forma de obtenerla con más facilidad es si eres enviado por alguna institución de carácter religioso. Para ello la misma debe estar aprobada por el Estado.

Servicios caseros

Ya antes tocamos el tema del alquiler. Ahora es momento de que nos detengamos en los servicios que pueden venir con el arriendo. Es importante que estés al tanto de ellos más si vas como estudiante, ya que deberás pagarlos por un largo tiempo.

Aunque también te servirá si vas a negociar, puesto que igualmente deberás residenciarte. Lo mismo pasa si arribas como turista. Por supuesto la situación cambia si cuentas con el apoyo de algún amigo o familiar que te brinde alojo. En caso de que no, evaluemos el costo de los servicios más básicos.

Empecemos por la electricidad. Este servicio es uno de los más costosos que hay. Puede oscilar entre los 15.000 y los 65.000 pesos en total. Es un precio sin dudas elevado, pero créenos que tu estadía no será la misma sin presencia de aparatos eléctricos.

El gas es otro servicio imposible de eludir. Su costo se eleva desde los 8.000 pesos hasta aproximadamente los 50.000. Finalmente, el agua, todavía más vital que los otros servicios, ronda los 30.000 pesos. En ciertas circunstancias y zonas puede superar los 50.000.

¿Y si te quedarás solo por unos cuantos días en Colombia?

En ese caso, lo mejor que puedes hacer es alojarte en un hotel. Tienes que saber que en Colombia hay muchísimos. Pero si buscas uno que cuente con todos los servicios y sea asequible, con Ayenda Rooms puedes conseguirlo. Por ahora, contamos con hoteles en Bogotá, Pereira y Medellín. ¡Encuentra tu hotel ideal ahora!

¿Te Gustó? Compártelo

No hay comentarios

Escribe un comentario